Crucero por los Fiordos noruegos

Te sorprenderás

| 11/08/2013 | 0 Comentarios

Crucero por los Fiordos noruegos

Uno de los destinos favoritos en verano son los Fiordos de Noruega. Después del deshielo, las cataratas, las montañas nevadas y los verdes valles lucen en todo su esplendor. Un fiordo es un cauce por el que el agua pasa a través de  las paredes de los glaciares. Conviértete en testigo directo de este paraíso.

Las mejores paradas

En verano, las temperaturas de Noruega son muy suaves y hay muchas horas de luz. Es la mejor época para embarcarte en un crucero. Muchos de ellos combinan distintos puntos de partida y diferentes paradas. Te recomendamos comenzar en Copenhague y desde allí partir hacia los fiordos más importantes. Listo?

Copenhague

Si antes de que tu barco zarpe tienes tiempo date una vuelta por la ciudad. Puedes callejear o mejor, como los daneses, ir en bicicleta. Es una ciudad muy bella, fundada sobre un islote y rodeada por canales e islas artificiales.

El Parlamento, la plaza del ayuntamiento, el Parque de Atracciones Tívoli o el Palacio de Amalienborg  son sólo algunos de los sitios que tienes que visitar. Pasea en barco por el Gran Canal mientras admiras las famosas casas de colores y no olvides fotografiarte con la Sirenita, que este año cumple 100 años.

Y ahora vámonos a conocer  los fiordos más famosos de Noruega.

Stavanger

El interactivo Museo del Petróleo, ubicado en el puerto, es parada obligada, así como la Catedral del siglo XII, el Museo de Conservas, único en el mundo, y el pintoresco casco antiguo de casas de madera blancas y pequeños jardines. Acércate a Prekestolen (el púlpito) desde donde tendrás magníficas vistas sobre el fiordo de Lyse.

Bergen

Lo primero que debes hacer cuando llegues a la ciudad es pasarte por los barrios hanseáticos. Situados en el casco históricos son edificios de madera de color ocre, rojo y blanco desde donde parten importantes calles comerciales. Y después, tienes que subir con el funicular a contemplar una vista panorámica de la ciudad.

La sopa Bergen y el salmón o la ballena son dos platos típicos de su gastronomía, pruébalos.

Flåm

Coge el famoso tren de Flåm, un tren con vagones de época, y realiza un viaje de 20 km a través de montañas con cabañas, cascadas, ríos y túneles. En la estación de Myrdal coge otro tren más moderno que te llevará a Voss, una pequeña ciudad rodeada de sitios estupendos como las cascadas de Tvindefoss, el lago Oppeheim o el poblado vikingo de Gudvangen.

Geiranger

Es uno de los fiordos más asombrosos de Noruega. Los pueblecitos de Hellesylt y Geiranger tienen unas vistas increíbles. Las vistas a la cascada de Hellesylt y el lago Hornindalsvannet, el más profundo de Europa, quitan la respiración. Te recomendamos recorrer el fiordo en kayak.

Alseund

Una ciudad de cuento. Recorre despacio sus calles y sube hasta el monte Aksla. Son más de 400 escalones pero que te proporcionarán una maravillosa vista del fiordo. Si te sobra tiempo ve hasta la isla de Langevag  y compra  mantas o jerseys de abrigo, son únicos.

Trondheim

Nos despedimos en la  tercera ciudad más grande de Noruega. Visita  la Catedral Gótica y luego dedícate a comprar recuerdos de tu viaje en alguna de las  maravillosas tiendas de decoración que hay.

Y no te olvides…

Muchas compañías especializadas en cruceros te llevan ya tu equipaje del aeropuerto al camarote y también desde el barco al avión. Así tú sólo tendrás que recogerlo en tu ciudad destino.

Recuerda que tras facturar las maletas no volverás a verlas hasta que llegues a tu camarote, así que no está mal que lleves contigo un bolso con tus documentos, fármacos, dinero, etc.

Un paraguas, chubasquero y unos zapatos impermeables son imprescindibles, ya que incluso en verano las temperaturas son bastante suaves y una llovizna es muy probable.

Dentro del barco no hace falta que lleves dinero encima. Cada pasajero tiene una tarjeta identificativa que te permitirá embarcar, desembarcar y abrir tu camarote. Los extras que consumas se cargarán en tu cuenta con esta tarjeta. Recuerda llevar una tarjeta de crédito, ya que en el barco deberás abrir una cuenta para pagar los extras que consumas.

La comida y la bebida son gratis durante todo el día. También es sin coste el gimnasio, piscina, juegos… Infórmate de todo en cuanto llegues al barco o en la página web del barco que realiza tu crucero.

Y dos últimas cosas: Las tiendas del barco son duty free y una de las noches es la Cena de Gala con el capitán, así que ponte elegante!

Qué? Te embarcas en un crucero?

Foto | Juergen Kurlvink

Más información

Turismo en Noruega: www.visitnorway.es

Tags: , ,

Categoría: Flechazos

Quizás también te interese:

Comentarios (0)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

Todavía no hay comentarios. Atrévete a ser el primero.

Deja tu comentario