Bilbao, una ciudad nueva

Cada vez más cosmopolita

| 11/01/2015 | 0 Comentarios

Bilbao, una ciudad nueva

La capital de Vizcaya, Bilbao, es una ciudad cosmopolita. Tenía fama de ser una ciudad oscura por el pasado industrial, pero ahora se ha convertido en una ciudad moderna y elegante. Te proponemos una experiencia muy completa: turismo por sus barrios principales, txikiteo y compras.

Una vuelta por su casco antiguo

Al otro lado de la ría se encuentra la parte más antigua de Bilbao. Nuestro punto de partida será la estación de Abando y su vidriera y la estación de Santander. Esta última era importante para las conexiones con las minas de León y Asturias. Baja por la calle Navarra y entrarás en el Casco Viejo. Cuando llegues al paseo Arenal te dará la bienvenida el Teatro Arriaga. Lleva más de 100 años en pie.

Tiendas de toda la vida, bares de pinchos y estrechos callejones son constantes en el centro. Una parada obligatoria es la Plaza Nueva y en Gure Toki donde probar uno o más pinchos.

Seguimos recorriendo las calles y verás que sus nombres hacen referencia a los gremios medievales: Sombrerería, Tendería, etc. En una de estas calles, la Ronda, nació Unamuno. Desde su plaza salen los 365 escalones que te llevarán a la basílica de Begoña. En una de estas calles está escondida la fuente del Perro. Es original porque comprobarás que el chorro del agua sale de tres leones. Cerca de esta fuente está la tienda oficial del equipo de fútbol, Athletic de Bilbao o Los Leones como se les conoce. Muy cerca de la tienda está la biblioteca municipal y la sala de lectura. Se hallan dentro de un club privado del siglo XIX, el Sitio.

Nuestro paseo por el casco antiguo nos llevará hasta la catedral gótica de Santiago o la iglesia barroca de los Santos Juanes, que fue la primera sede de los jesuitas en la ciudad. El Mercado de la Ribera, de vuelta a la ría, te saldrá al paso, así como la iglesia de San Antón. Sus paredes evitaron que la crecida de las aguas arrasaran la zona conocida como las Siete Calles.

Nuestro paseo termina conociendo los ascensores y funicular de la ciudad. El funicular de Archanda te dejará en el monte Archanda y verás todo Bilbao. El ascensor de la calle Esperanza junto al paseo Arenal te llevará hasta Begoña y el ascensor del puente de la Salve, que lo encontrarás en el Campo Volantín, te proporcionará una bonita vista del Guggenheim.

La Ría de Bilbao

Desde que se inauguró en 1997 el Museo Guggenheim esta parte de la ciudad es la más visitada de Bilbao. El barco de titanio y acero está custodiado por Puppy, el yorkshire gigante siempre repleto de flores.

Recorrer el paseo  de Uribitarte en tranvía es una forma excelente de conocer la ría. No verás nada de su pasado industrial. Vas a poder ver el puente Zubizuri, de Calatrava, las torres Isozaki, el Museo Guggenheim, la biblioteca de la universidad de Deusto, la torre Iberdrola (la más alta del Cantábrico) y el Palacio de Euskalduna, sede de la ópera y de la orquesta sinfónica.

Regresa al centro pero andando. Ve por la ribera Botica Vieja y el campo Volantín hasta llegar al paseo Arenal. Si el tiempo acompaña, por qué no coges un minicrucero por la ría? Te recomendamos  el que recorre el pasado industrial y naval de la ría. Pasarás por Olabeaga, el barrio donde los barcos noruegos descargaban bacalao, Sestao, donde se conserva el único de los altos hornos de Vizcaya y Portugalete, con su famoso puente colgante. Terminarás en la Barra de Churruca.

Abando, el nuevo Bilbao

Las bocas de metro creadas por Norman Foster o fosteritos, como se las conoce, son una de las innovaciones de este barrio clásico. Si algo caracteriza a Abando es que está de moda.

Date una vuelta por lo más nuevo de Bilbao en estas calles. El teatro Campos Elíseos o la bombonera de Bertendona siempre tiene una excelente programación musical. La Alhóndiga Bilbao es otro de los lugares que ha resurgido. De almacén de vinateros ha pasado a ser un centro de ocio, cultura y deporte. Pásate por su su tienda alternativa, Shopa.

Un paseo por Abando tiene que terminar por sus grandes avenidas y por los jardines de Albia. Las calles Diputación y Ledesma son claves para tomar unos pinchos como la brocheta del Café Iruña. Termina este paseo por Abando en la plaza Moyúa donde podrás admirar tanto el palacete del industrial Victor Chávarri como el hotel Carlton.

Aquí termina nuestra ruta por Bilbao. A que no te imaginabas que esta ciudad tan industrial tuviera tantos atractivos?

Más información

Dónde alojarse

Gran Hotel Domine Bilbao
Al lado del Museo Guggenheim. Muy recomendable.
Alameda de Mazarredo, 61 - 48009 Bilbao
Tel.: +34 94 425 33 00
Web: www.hoteles-silken.com/hoteles/gran-hotel-domine-bilbao

Hotel Meliá Bilbao 
Habitaciones amplias y luminosas, cerca de la ría.
Lehendakari Leizaola 29 - 48001 Bilbao
Tel.: +34 94 428 00 00
Web: www.melia.com/.../melia-bilbao

Dónde comer

Atea Restaurante
Tapas, raciones y guisos con muy buena relación calidad precio.
Paseo de Uribitarte, 4 - 48001 Bilbao
Tel.: +34 94 400 58 69
Web: http://atearestaurante.com

El Arandia de Julen
Recetas tradicionales. Buenos menús.
Plaza de la Encarnación, 10 - 48006 Bilbao
Tel.: +34 615 79 68 13
Web: www.arandiadejulen.com

Yandiola
Con su azotea es ideal para tomar algo con buen tiempo
Plaza Arriquibar, 4 - 48010 Bilbao
Tel.: +34 94 413 36 36
Web: www.yandiola.com

Le Café Metropol
Un buen sitio para tomar un café.
Alameda Mazarredo 61 (cafetería del hotel Domine) - 48009 Bilbao

Dónde tomar copas

Las calles Belostikale, Barrenkale y Santa María son las calles que concentran el ocio nocturno de la ciudad.

Te recomendamos visitar Kafe Antzokia
Calle San Vicente, 2 - 48001 Bilbao
Tel.: +34 94 424 46 25
Web: www.kafeantzokia.com

Dónde ir de compras

Tienda del Guggenheim: camisetas exclusivas, joyería, complementos y objetos de papelería y decoración.

Dulces y delicatessen: Los típicos de Bilbao son La Baldosa (en honor a las baldosas que se idearon para evitar los resbalones a primeros del SXX) y La Carolina. Ambos puedes encontrarlos en Don Manuel (C/ Alameda Urquijo nº 39) y Bizkarra (Licenciado Poza, 12).
No dejes tampoco de probar las trufas de intxaursaltsa.

Si quieres otras delicatesen pásate por La Viña del Ensanche (Diputazio Kalea, 10) o por La Despensa de Lolín (Máximo Aguirre, 11).

La confitería Santiaguitos (Tenderia 42), elabora de forma artesana los Santiaguitos, caramelos ideales para cuidar la garganta.

Tags: ,

Categoría: Escapadas

Quizás también te interese:

Comentarios (0)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

Todavía no hay comentarios. Atrévete a ser el primero.

Deja tu comentario